PIDE INFORMACIÓN DE ESTOS PRODUCTOS

06/02/20

Pavimento horizontal para aceras: la manera más segura para caminar

Las aceras y los bordillos delimitan el área destinada a los automóviles del área peatonal para hacer que las calles sean más seguras, más cómodas y más eficientes para todos.

Las aceras y los bordillos crean “carriles peatonales” que brindan a las personas un espacio seguro para viajar separándolas de los vehículos de la carretera. Las aceras, generalmente están limitadas por el bordillo, una pieza que forma un escalón que mantiene el pavimento de la acera más arriba que él de la calzada. El bordillo proporciona protección a las personas que se desplazan por las acera, evitando colisiones de vehículos con los peatones. Los bordillos en las aceras evitan que los vehículos que circulan por la calzada suban así como conducir las aguas de lluvia hacia la canalización apropiada. Es así como las aceras y los bordillos mejoran la movilidad de los peatones.

Las aceras suelen ser parte de todas las instalaciones de calles nuevas y renovadas y se debe hacer todo lo posible para modernizar las calles que actualmente no tienen aceras. En áreas donde una acera separada no es factible, un arcén ancho y pavimentado en una calzada puede proporcionar un lugar para que los peatones caminen, pero no es la manera más segura de hacerlo ya que puede poner en riesgo al peatón.

Las aceras generalmente están hechas de pavimento horizontal, que permite que se mantengan adecuadamente y sean accesibles (firmes, estables y antideslizantes).  En Fenollar disponemos de una amplia gama de pavimento horizontal para aceras. Duraderos, elegantes y versátiles, la selección de pavimento horizontal de Fenollar para las aceras, incluye materiales en múltiples tamaños, formas y texturas.

Dependiendo de la legislación se suele recomendar un ancho mínimo de 150 cm y 210 cm de altura para una acera, lo que permite que dos personas pasen cómodamente o caminen al lado una de la otra. Además, cerca de los colegios o  en cualquier lugar donde existan altas concentraciones de peatones deben instalarse aceras más anchas. Las aceras deben ser continuas a ambos lados de una calle y deben ser totalmente accesibles para todos los peatones, incluidos los que se encuentran en sillas de ruedas.

La planificación cuidadosa de las aceras y bordillos es importante en cualquier ciudad con el fin de proporcionar una seguridad y movilidad adecuadas. Por ejemplo, debe haber inclinaciones en las zonas de vados y tener en cuenta las necesidades de los peatones con restricciones visuales o de movilidad.

También resulta interesante la colocación de mobiliario urbano en las aceras (bancos, papeleras, jardineras…) siempre y cuando no restrinja el flujo de peatones. Es por ello que desde Fenollar podemos aconsejar qué tipo de mobiliario urbano se adecúa mejor a cada proyecto dependiendo de la anchura de la acera y el flujo de peatones.

Los costes del pavimento horizontal para aceras y bordillos variarán según la longitud de la acera, el material de base, etc. En Fenollar podemos hacer un presupuesto personalizado para su proyecto. Contacte ahora con nosotros y obtenga el mejor pavimento horizontal para aceras y bordillos que su proyecto necesita.