PIDE INFORMACIÓN DE ESTOS PRODUCTOS

12/03/21

Nuevo pavimento de hormigón ligero PUMIPAV

Alfredo Fenollar, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia, ha desarrollado el nuevo pavimento de hormigón ligero PUMIPAV.

El nuevo pavimento de hormigón ligero PUMIPAV se caracteriza en que reduce su peso en un 10-15% respecto al tradicional, conservando las mismas propiedades mecánicas. Para conseguirlo, se ha sustituido parte del árido tradicional por otro de origen volcánico que se caracteriza por su baja densidad.

La disminución de peso va a hacer posible la reducción del coste de transporte de piezas, que es uno de los mayores inconvenientes que tiene la comercialización del prefabricado de hormigón. Para la realización de un transporte seguro, la Dirección General de Tráfico establece una limitación a la masa máxima autorizada por eje que puede cargar un vehículo a motor. Por ello, un mayor peso del prefabricado, implica una menor cantidad de elementos transportados. El resultado es un encarecimiento del coste por unidad del producto y que, a partir de una determinada  distancia, el material ya no sea un producto competitivo.

Con el nuevo material, Fenollar podrá ofrecer sus productos con un precio global (material+transporte) más económico. Se espera también poder  aumentar el área de venta  y con ello su mercado.

El empleo de este nuevo material llevará consigo, indirectamente, ventajas medioambientales ya que la reducción de peso supone un menor número de viajes, con la consiguiente reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Otra influencia positiva, aunque menos cuantificable, está en el proceso de ejecución de la obra. El peso del material influye directamente en la maquinaria y recursos a emplear, así como en el tiempo de colocación y en la seguridad de manipulación de los elementos. Se considera que con prefabricados más ligeros la maquinaria de instalación podrá ser de mayor simplicidad,  se podrán reducir los plazos de ejecución y habrá mayores garantías de una correcta colocación. Asimismo se reducirán los riesgos laborales.

En el proyecto se han estudiado las características mecánicas y químicas del nuevo hormigón aligerado, en especial la reacción álcali-sílice (RAS)

La reacción RAS es una patología que tiene lugar en los hormigones de consistencia plástica ó fluida y que contienen áridos silíceos como el utilizado en PUMIPAV. Su desarrollo afecta, a largo plazo, a la integridad del hormigón.

Hasta el momento no se habían realizado investigaciones sobre la evolución de la RAS en los hormigones de consistencia seca, que es el que se utiliza en la fabricación de pavimentos por vibroprensado.

Se ha desarrollado para ello un  nuevo procedimiento para acelerar la reacción RAS y se ha observado su evolución mediante microscopía electrónica de barrido y análisis SEM-EDAX. También se ha comprobado la efectividad de la utilización de varios inhibidores para el control de la reacción en el hormigón.

El proyecto ha sido financiado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial – CDTI y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional – FEDER, a través del Programa Operativo Plurirregional de Crecimiento Inteligente.

 CDTI

Una manera de hacer Europa