PIDE INFORMACIÓN DE ESTOS PRODUCTOS

28/09/20

Limpieza de losas y adoquines de hormigón

Como cualquier elemento expuesto a la intemperie el pavimento horizontal de Fenollar puede sufrir manchas por el uso regular, la contaminación proveniente del tráfico o de otras fuentes. Sin embargo, el mantenimiento del pavimento horizontal es muy bajo y proporciona una inmejorable superficie durante décadas, debido a sus extraordinarias características.

La exposición del adoquín, tanto al tráfico rodado como al peatonal, hace que este presente suciedad y manchas, las cuales pueden ser retiradas realizando un lavado con agua y cepillo. Sin embargo, algunas manchas son más complicadas de quitar y necesitan tratamiento.

Como cualquier material derivado del cemento, nuestros pavimentos son susceptibles a ser atacados por ácidos y bases, motivo por el cual queda desaconsejado totalmente utilizar desincrustantes para eliminar cualquier tipo de mancha.

A continuación enumeramos las manchas en los adoquines más comunes y su tratamiento.

Limpieza de pavimentos de hormigón con eflorescencias y manchas de cemento:

Para eliminar las eflorescencias y las manchas de cemento de la superficie de pavimentos de hormigón se emplea una solución de ácido clorhídrico (salfumán) entre el 15% y el 25%, dependiendo del grado de suciedad que presenten las piezas.

El procedimiento es el siguiente:

– Se mojan con agua abundante las piezas sucias.

– A continuación se esparce con un cepillo la solución de ácido clorhídrico sobre la superficie de las piezas. Se produce entonces una espuma blanca como consecuencia de la reacción del ácido.

– Se deja actuar durante unos minutos.

– Finalmente, se enjuaga nuevamente la superficie con agua abundante.

– En caso de persistir alguna mancha, volver a repetir la operación.

Limpieza de manchas de cemento:

  • Sobre superficies Metropolitan, los restos de cemento se eliminarán con raspado suave y lijado con esparto natural (o similar).
  • Sobre superficies Vintage o Hermitage, podrá utilizarse chorro de arena (de intensidad suave y distancia prudencial) para eliminar los restos de cemento sin deteriorar el adoquín (este sistema es idéntico al usado en limpieza de fachadas).

Otras manchas:

Si aun así, permanecieran las manchas y se quisiera realizar alguna prueba en una parte poco visible, podemos hacer una mezcla de agua y salfumán a partes iguales (1/1) y aplicarla a la mancha dejando actuar unos minutos, seguidamente limpiaremos con abundante agua y cepillado con esparto natural para retirar la mancha supuestamente reblandecida por el efecto del ácido.

Es importante advertir que esta mezcla atacará a la mancha, pero si se deja actuar en exceso podría agredir también al propio pavimento, por lo que también podríamos dañarlo, de ahí la importancia de hacer la prueba en una localización no visible.

Es importante no olvidar algunos puntos fundamentales para la limpieza de adoquines:

  • El personal debe trabajar con guantes, gafas de protección y mascarilla.
  • Siempre que se utilice un producto químico, lavar abundantemente con agua limpia antes y después del tratamiento, así como canalizar el agua sucia de forma que no alcance otras partes de la obra.
  • Utilizando una técnica incorrecta para la eliminación de cualquier tipo de mancha se puede producir un daño permanente, en consecuencia cualquier propuesta de método de limpieza debe ensayarse en una pequeña zona discreta, esperar al menos una semana y después juzgar los resultados.
  • Si en el peor de los casos, fuera imposible de limpiar, podemos utilizar otras de las ventajas del pavimento horizontal de Fenollar, la sencilla sustitución de las piezas afectadas por otras nuevas que con el paso del tiempo quedarán integradas perfectamente.